La humillaban por ser la GORDITA del salón. Pero se VENGÓ de todos de una forma increíble…

No hay duda que la escuela y la forma en la que nos relacionamos con los demás en ella desde pequeños, es muy importante para nuestro desarrollo, sin embargo los pequeños pueden ser crueles con otros, sobre todo si te ves diferente al resto. 

Actualmente hemos escuchado mucho sobre el bullying o acoso en la escuela y esto es algo que ha sucedido SIEMPRE, sin embargo tan solo apenas unos años se ha tomado en cuenta, esto debido al crecimiento de depresión en los pequeños de primaria, secundaria o preparatoria, y en algunos casos esta situación puede llegar a problemas graves de salud e incluso el suicidio. 

Esto fue justamente lo que sufrió Sabrina Pal, pues como muchos niños de 8 años, ella sufría de sobre peso, y aunque esto es algo normal, sus compañeros de escuela hicieron de su vida un infierno, se burlaban de ella constantemente y le hacían maldades, por eso sus padres intentaron hacer que su pequeña perdiera peso de muchas formas, así no la molestarían más, podría tener un buen desempeño en la escuela y sería FELIZ, sin embargo no lograban hacer que ella bajara de peso. 

Pero un día como por arte del destino, Sabrina recibió la invitación de integrarse al grupo de Muay Thai, un tipo de arte marcial muy completo, entonces la pequeña acudió al entrenamiento y al terminar quedó totalmente encantada, así que siguió asistiendo hasta que llegó el punto en el que ella supo que este deporte era la pasión que movía su vida, y se decidió a ser la mejor.

Después de participar en miles de competencias, finalmente empezó a ganar el primer lugar en muchas de ellas, entonces por su gran habilidad fue seleccionada para ser parte del equipo nacional. 

Para entonces, esto era lo mejor que le había sucedido a Sabrina en toda su vida, tenía muchos amigos y por fin se amaba y estaba orgullosa de sí misma.

“Me hizo muy bien la interacción social porque cuando íbamos a torneos siempre nos apoyábamos unos con otros, formando un gran grupo de amigos. Creo que si nunca me hubiera metido al boxeo, jamás estaría donde estoy ahora”, estas son palabras de Sabrina.

En una de las competencias, Sabrina llamó la atención gracias a su belleza, entonces un agente que la veía desde el público decidió invitarla a participar en una sesión fotográfica, y al hacerlo su talento fue tan notable que ahora es una modelo profesional.

Ahora Sabrina trabaja como modelo para las marcas más destacadas en el mundo de la moda, además también ha ganado varias competencias de belleza.

Una vez, durante una reunión escolar, Sabrina llegó al evento y nadie la reconoció, pero todos la vieron y se impactaron con su belleza. Hombre tras hombre se acercaban con el afán de invitarle un trago pero ella los rechazaba a todos, pues recordaba perfectamente lo mucho que se burlaron de ella en su niñez. En cambió, prefirió pasar la noche con aquel chico ñoño que sí era su amigo de una forma honesta sin importar su peso y su belleza. La pasaron genial y dicen que terminó muy bien. 

¡Increíble! ¿No lo crees? Esto nos demuestra que todos podemos lograr nuestras metas, y que la fuerza interior es la que nos llevara al éxito sin importar nuestra situación.