Joven de 20 años puso a la venta su VIRGINIDAD y sus razones te harán llorar.

“Estoy esperando al hombre con el que tenga una conexión, de manera que sea especial para los dos”, dijo la joven

Katherine Stone, una joven de 20 años que ha decidido poner en venta su virginidad.  ¿El precio? Nada menos que 400 mil dólares.
 
Y no, no es un juego, pues detrás de su anuncio y de su resolución está la necesidad de ayudar a su familia tras un incendio que dejó toda su casa en Seattle completamente devastada. Desde entonces, al no tener seguros para protección contra incendios, la familia ha tenido que malvivir en los restos quemados de la vivienda.

 
“Es una oportunidad para arreglar todo lo que necesito arreglar”, cuenta la joven que se dijo a sí misma cuando descubrió en Facebook un anuncio que le explicaba todo sobre “prostíbulos y dinero”. 

De ahí que Katherine haya hecho el viaje en avión a Nevada, donde la prostitución es legal, no sin antes haber contactado a los responsables de uno de los prostíbulos propiedad del magnate Dennis Hof, a quien en teoría debería pagar el 50% del valor final de su servicio. “Ponerle precio a lo único que tenía”, como ella misma lo nombra, no ha sido una decisión fácil, sobre todo por la reacción de su familia más cercana y por los comentarios vertidos en las redes sociales y en la prensa por los lectores de medio mundo.
 
Como cuando “una mujer cristiana” le espetó que “no me tenía respeto a mí misma, con lo que estoy en desacuerdo por completo”. “Obviamente que me valoro”, sentencia la joven en un reporte de la cadena CNN. “La gente dice que debería hacer esto por amor pero lo hago porque quiero a mi familia”, asegura Stone.
 
Por el momento, mientras aparece el buen pagador, esta joven realiza trabajos dentro del recinto que no impliquen relaciones sexuales, como sesiones de masaje o preparación de fiestas. “No es solo por el dinero”, asegura la atractiva muchacha. “Estoy esperando al hombre con el que tenga una conexión, de manera que sea especial para los dos”, concluye.