Cometió el más grave crimen que podría cometer una madre contra su hijo.

No cabe en la mente cómo es posible que una madre cometa contra su hijo, el ser a quien más debería amar en este mundo, un crimen tan aberrante como abusar sexualmente de él, y que además grabara este hecho y le tomara fotos para satisfacer aún más su morbo.

Esta desnaturalizada madre de 36 años, quien vive en Cardiff (Gales, Reino Unido), enviaba las imágenes de su hijo de solo 14 años a un primo de Pakistán. Un terrible crimen que habría quedado impune si no fuera porque la hija mayor de la mujer no se hubiese percatado de todo al pedirle prestado a su progenitora su celular y encontrar todo el material.

La madre ya fue detenida por las autoridades y, según un estudio psicológico preliminar, su comportamiento se debe a que sufre un trastorno emocional originado por un matrimonio violento y lleno de abusos. 


 



Recomendados