8 Cosas que tu perro odia que hagas y muy pocos saben.

Nuestros amigos caninos son probablemente los más fieles que podamos encontrar en la tierra. Eso no significa que les guste todo lo que hacemos. No hay que olvidar que son animales y que no les podemos tratar siempre de la misma forma como trataríamos a nuestros amigos ya que tienen comportamientos diferentes.

Para evitar confusiones hoy te enseñamos algunos hábitos que deberías dejar a un lado cuando estás con tu perro.

Cosas que haces y que tu perro odia profundamente:

1. Contacto visual prolongado

Entre los humanos, el hecho de mantener contacto visual mientras hablas significa confianza pero con los perros no ocurre lo mismo, sobre todo si es un perro desconocido. Para ellos el contacto visual se utiliza para indicar dominio sobre otro perro, por lo que te aconsejamos evitarlo sobre todo cuando estés en la calle.

2. Correa tensa

El paseo es la parte favorita de nuestros amigos caninos por lo que para que se sientan cómodos, asegúrate de que la correa no esté muy tensa. Muchas veces cuando la correa está muy tensa se paran y se niegan a andar ya que sienten que les estás forzando a hacer algo que no quieren.

3. Demasiados abrazos

Para nosotros los abrazos son un forma de expresar lo que sentimos y decir cuánto nos importa una persona pero deberías pensarlo dos veces antes de hacerlo con tu amigo canino. Los perros odian los abrazos, al menos la mayoría, aunque siempre hay excepciones. Para ellos, los abrazos significan dominación, por lo que es mejor que le muestres tu amor de otra forma.

4. Dejarlos solos

A los perros no les gusta estar solos durante largos periodos de tiempo ya que son animales que viven manada. Se sentirán inseguros si los dejas continuamente solos y les puede llevar a sufrir depresión o ansiedad. Algunos perros lo llevan mejor que otros, pero dejarlos solos más de 8 horas es incomprensible para ellos.

5. Paseos apresurados

No saques a tu perro por el simple hecho de sacarlo de casa. Si no vas a dejarle oler lo que hay a su alrededor y quieres que vaya pegado a ti hasta que haga sus necesidades y volver a casa no deberías ni molestarte en sacarlo. Les hará respetarle más y verás que tu perro es más feliz si le das algo de libertad.

6. Gritarle

Muchas veces los perros no nos entienden por mucho que les gritemos, a veces es más recomendable usar el lenguaje corporal. Ellos lo entienden más fácilmente y tú no te quedarás afónico después de ver tus zapatillas favoritas destrozadas. Los perros son expertos en saber cómo nos sentimos en función de nuestros movimientos y expresiones corporales, por lo que te hará más caso que si sólo gritas.

7. Forzarle a jugar

Si te das cuenta de que tu perro no tiene ganas de jugar no deberías forzarle a hacerlo. Es como cuando a los humanos los sacas de su zona de confort, vas a provocarle estrés y ansiedad en lugar de tranquilidad y confianza.

8. Molestarlo y picarlo

A nadie le gusta que le piquen y molesten continuamente, por lo que debes comportarte igual con tu perro. No intentes hacerte el gracioso, sobre todo si juegas con tu perro, por ejemplo a la pelota, ya que se molestarán y terminarán perdiendo la confianza en ti.

¡Comparte estos consejos con todos tus amigos!

Informa rolloid.net